Sofia Alta Videncia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MALA SUERTE


mala suerte cruzarse con gato negro

INTRODUCCIÓN

¿Eres una de esas personas que siempre están sufriendo contratiempos?¿Te parece que casi todo te sale mal? ¿Estás afligido por tus constantes periodos de “mala suerte”? ¿Algunas veces sientes que el universo no es para ti porqueno puedes aprovechar las grandes oportunidades?

Es frecuente oír decir "Todo me sale mal", "que mala suerte tengo", "me han embrujado". Son las frases que se repiten algunas personas cargadas de angustia, desconsuelo o amargura, a causa de continuos y desafortunados momentos o situaciones.

A veces se confundeesta mala racha con una especie de "estado" o "entorno" que te impone una "mala suerte" y te impide tener éxito, bien sea en el trabajo, en tu vida, o en el amor. Pero, ¿Realmente los desengaños o fracasos deben atribuirse a un mal destino, o "mala suerte"? ¿O eres tú mismoel responsable de lo que te ocurre?

Tal vez has buscado alguna forma de controlar, explicarte y entender lo que sucede a tu alrededor.Te sientes más tranquilo cuando tienes “herramientas” para afrontar lo que venga en tu vida.

Buscando una “herramienta”, unos se refugian en Dios o una religión; otros visitan a los chamanes para que los “limpien”. Lo haces porque buscas tu satisfacción y tu felicidad.

Si al usar estas “herramientas”, vives tranquilo yestás satisfecho con tu salud física, mental y social, entonces las “herramientas” que has utilizado en tu vida han funcionado. Puede que sigas utilizándolas y buscando tu bienestar. Sin embargo, si eres víctima de la “mala suerte” y todavía no has encontrado las “herramientas” para tener éxito en el amor, en el dinero, en el trabajo, en tu familia o en tus relaciones interpersonales, ES HORA DE CAMBIAR LA ESTRATEGIA.

La MALA SUERTE está asociada con creencias folclóricas, supersticiones, misticismo, esoterismo, quiromancia, brujería, chamanería, santería. Se pueden encontrar pócimas, amarres, muñecos incrustados con alfileres, sanaciones, pasadas de huevo o cuy, entre otras alternativas, para conseguir “salud, dinero y amor”. Todo lo cual PUEDE PROCEDER, siempre que se logren buenos resultados.

Es probable que hayas tratado de encontrar siempre a quién culpar por cada desgracia o fracaso que te tocó vivir, simplemente porque no eres capaz de asumir tu cuota de responsabilidad cuando las cosas no se dieron.

Podrías llegar a pensar que la suma de sus fracasos son el resultado de la mala suerte, una maldición o la pésima racha. Ese argumento puede convertirse en tu mejor refugio para justificar tu POCA voluntad para surgir y salir adelante.

A menudo, tú mismo te “embrujas” con acciones mentales, espirituales o intangibles que te dañan consciente o inconscientemente.

Acompáñame en este análisis y aprenderás a proceder correctamente para cambiar tu vida.

¿QUÉ ES MALA SUERTE?

En primer lugar, SUERTE es el conjunto de todos SUCESOS a lo largo de nuestra vida, ya sean favorables o adversos. Cuando los sucesos desfavorables son superiores a los favorables, se dice que tienes MALA SUERTE.

Cuidado. Si crees que estás PREDESTINADO a tener mala suerte,esto se puede convertir en una especie de excusa para no progresar en la vida; adjudicarte mala suerte es una de las mejores razones para que no emprendas proyectos ni tengas ambiciones.

En verdad, nadie ESTÁ PREDESTINADO A SUFRIR DE MALA SUERTE. Tu tipo de suerte varía en función de la actitud o creencias que tengas. Por ejemplo: si dices "sé que yo puedo vender más casas satisfaciendo a más clientes y haciendo más contactos", o “con este baño de florecimiento me irá bien”, ciertamente estas afirmacioneste están preparando para conducirte al éxito, porque estás manifestando una actitud positiva.

SUPERSTICIÓNY MALA SUERTE

Algunos creen que los gatos negros atraen la mala suerte. Esta creencia tiene mucho que ver con el hecho de que en la época de la inquisición se creía que los gatos, al ser animales nocturnos, eran criaturas demoníacas, y en el caso específico de los gatos negros, ellos eran los fieles compañeros de las brujas y se le atribuían poderes que van mucho más allá de las capacidades humanas, por eso se dice que cruzar camino con un gato negro es de muy mala suerte.

Pasar por debajo de una escalera también es una invitación a que la mala suerte invada nuestras vidas, y el origen de esta creencia proviene de la antigüedad en donde se le tenía mucho miedo a los patíbulos (plataformas en donde se colgaba a la gente) y la única manera de acceder a ellos era mediante una escalera, y precisamente una vez llevada a cabo la ejecución, el cadáver colgaba por debajo de dicha escalera, es decir que si una persona pasaba por debajo de la misma se encontraría con el muerto colgando.

Derramar la sal en la mesa representa uno de los mayores errores que podemos cometer en nuestra vida.

La mala suerte atraída por la rotura de un espejo es una de las supersticiones más impuestas en la sociedad.

La creencia en los siete años de mala suerte tiene su base en la teoría que dice que el cuerpo humano experimenta una serie de cambios es su constitución fisiológica cada siete años.

Abrir el paraguas dentro de una casa o una habitación tampoco nos ayudará a tener suerte en la vida. Esta creencia se debe a que los reyes orientales, solían utilizar el paraguas como una sombrilla para protegerse de los rayos del sol, y debido a su fuerte conexión con el astro que era considerado un Dios, abrir un paraguas o una sombrilla fuera de sus dominios (es decir en algún ambiente interior) se consideraba un sacrilegio.

Por último no queremos dejar de mencionar la gran superstición que rodea al número 13 o al martes 13. En este caso existen muchas razones por las cuales se cree que el número trece es uno de los grandes sinónimos de mala suerte, por ejemplo, quienes estaban en la última cena de Jesús eran 13; 13 es el número de los demonios y espíritus malignos de las leyendas de los países del norte de Europa, y por otro lado, el martes se asocia con la sangre y la violencia debido a que en la mitología griega representa al Dios de la guerra.

Según estudios estadísticos, NINGUNA de las supersticiones mencionadas tiene influencia alguna en los sucesos, a menos que creas en ellas y te auto-embrujes.

LO CIERTO ES QUE…

Tenemos que admitir que algunas veces los eventos son sólo aleatorios, o al menos con causas más allá de nuestra capacidad para entenderlas en el momento. Por lo tanto, todos tenemosOCASIONALES momentos de supuesta “mala suerte”.

Ante la pregunta ¿Por qué percibimos que hay personas que parecen más afortunadas que otras? La respuesta tiene que ver con las oportunidades. Hay personas que no sólo tienen más oportunidades a su alrededor que otras, sino que saben sacarles más partido para prosperar.Además, si uno cree que hará algo mal tendrá más posibilidades de hacerlo mal porque no está preparado mentalmente.Esta falta de autoconfianza nos hace sentir incapaces.

Por eso, los amuletos poco pueden hacer por nosotros, si nuestra fe en ellos es nula. Lo que es importante es la ACTITUD, con amuletos o no, frente a los avatares diarios.

Si eres supersticioso y crees firmemente que eres poco afortunado,te sentirásestresado. Por eso, un conductor supersticioso conducirá peor, posiblemente estará más distraído y será más propenso a tener un accidente.

El ser humano siempre actúa de acuerdo a sus actitudes, creencias y pensamientos,todo lo cual interactúa con sus emociones y conducta. El miedo o la ira tienen sus consecuencias. Igual el amor, la alegría o la tristeza. Muy probablemente trabajemos mejor y produzcamos más si lo hacemos contentos. Cuando estamos disgustados o consternados no podremos realizar alguna tarea que requiera dedicación.

En realidad el futuro no depende de la buena o la mala suerte. Si una persona hace un esfuerzo, estudia, trabaja, planifica, traza metas y procura alcanzarlas, muy probablemente triunfe en su vida. Algunos dirán que tuvo suerte pero él sabrá que decidió superarse y lo logró.

Una persona optimista que busque ser feliz y esté dispuesto a salvar los obstáculos que sin duda se le presentarán, tenderá a tener lo que llaman buena suerte. Quien no se desarrolle, se prepare, gestione un empleo o comience una actividad productiva o tenga por meta constituir un hogar y crear felicidad, obviamente no lo alcanzará. Luego dirá: "¡Que mala suerte!"

Hay personas propensas a los accidentes y creen que tienen mala suerte. Sin embargo, cuando se investiga el por qué, se encuentra que son inseguras o no miden las consecuencias de los peligros. Una vez que se instruyen y reciben recomendaciones de cómo evitar estos incidentes, dejan de presentarlos.

Los amuletos, las limpias, baños de florecimiento pueden funcionar. Pero, si a pesar de tu confianza en supersticiones o amuletos,  las cosas no te salen bien, entonces es hora de cambiar de estrategia.

LEY DE ATRACCIÓN Y LA MALA SUERTE

De acuerdo a la Ley de Atracción los períodos de “mala suerte” solo tienen una razón: tu propio PENSAMIENTO y SENTIMIENTO hacia algo. Seguramente estás enfocando MAL tu pensamiento.

Si, como la mayoría de la gente, tu problema es tu mala condición económica, necesitas observar lo siguiente:

1.-Tu actitud hacia el dinero

Puede que digas, “el dinero no me rinde, tengo mala suerte con el dinero, todo estácarísimo, gano muy poco, estamos en crisis, no me va a alcanzar para la semana, odio a los ricos porque sigo pobre, el dinero no lo es todo”.

Todos estos PENSAMIENTOS revelan actitud negativa, SIENTES una carga,todo es mortificación para ti.Suena como si el dinero fuera una molestia para ti. Por lo tanto nunca vas a atraer algo que no quieres y que te molesta.

2.-Pon dinero a la vista

Coloca cualquier suma de dinero a la vista y obsérvalo cuando puedas, en tu casa y en tu trabajo, coloca un billete en el techo arriba de tu cama, a un lado de tu televisor, acostúmbrate a SENTIRTE rodeado de dinero y siéntete feliz cuando lo ves.

3.-Bromea con el dinero

Trata de SENTIR que el dinero es diversión, elimina la preocupación y el estrés que te produce el hablar de dinero, cada vez que te venga a la mente una preocupación cámbiala por imágenes de diversión con el dinero, imagínate derrochándolo en la playa, con tus hijos, haciendo lo que quieras, SIÉNTETE feliz. Puedes cambiarle de nombre: llámalo “guita”, “cuate”, “mi amigo”, “chivilines”, etc.

4. No te preocupes al gastar

Gasta con cuidado, pero no te preocupes pensando todo el tiempo que debes cuidarlo porque no lo tienes. Tarde o temprano tendrás más. Ese debe ser tu PENSAMIENTO. No te SIENTAS culpable al gastarlo, lo mereces.

CAUSAS DE LA MALA SUERTE

Criterio psicológico:

Te sugestionas: Si te convences de que te va a ir mal en tu relación de pareja, porque siempre has tenido mala suerte en el amor, seguramente así será.Esto empeora si no buscas nuevas “herramientas” que te lleven a cambiar tu suerte.La visión que tengas de tu vida, determinará en gran medida lo que suceda en ella.

No eres responsable de tus acciones y conductas: Es importante que tengas la consciencia de que tu conducta va a influir, en gran medida, en tu futuro. Por ejemplo, si tienes mala suerte en conseguir trabajo, pregúntate si estás haciendo o diciendo algo inapropiado durante las entrevistas.

Tal vez la causa de tu mala suerte económica es que no te arriesgas o no trabajas lo suficiente.

Si culpas a otras personas por tu mala suerte, pones las cosas fuera de tu control y así es como lo malo y negativo tienden a sucederte aún más. Más bien pregúntate ¿qué puedo yo hacer diferente la próxima vez?; de esta manera vas a poner el control de regreso en tus manos.

No fabriques excusas. Si dices: "no puedo vender muchas casas porque no tengo los contactos que otros tienen". Podría ser verdad. Sinembargo, la solución, la cual es DESARROLLAR MÁS CONTACTOS, es ignorada a causa de tu mal hábito de hacer excusas.

Si hay errores en el primer intento, comienza a aprender de tus errores. Identificalas causasde tus malas situaciones. Luego cambiatu manera de proceder, inventa nuevos modos, nuevas estrategias.

No te critiques demasiado.  Es bueno pensar críticamente, ver la verdad, y así reducir el riesgo. El problema viene cuando ves solamente el riesgo y los defectos. Si deseas moverse hacia adelante, debes ver las debilidades en tu plan, pero también debes reconocer lo positivo del mismo y agregar lo que puedes mejorar, cambiar, enriquecer.

Por otro lado, debes saber que la gente desafortunada espera y deja que las cosas sucedan -para mejor o peor- y así pierden todas las oportunidades que están allí afuera lista para ser agarradas.

No actúes con impulsos destructivos. Jamás inicies un proyecto o compres algo sólo por la pasión del momento. Si esperas, veráscómo probablemente cambiará su manera de pensar al día siguiente.

Tienes baja autoestima: ¿Te conoces lo suficiente? Si no es así, hazlo; verás tus capacidades y te querrás más. No sentirte capaz es el primer paso hacia el fracaso. Es importante que creas realmente en tus habilidades.

Una sugestión positiva, una elevada autoestima,  y la responsabilidad que tengas sobre tus acciones y conductas, eliminan gran parte de tu “mala suerte”.

Criterio kármico:

Existe otro criterio a la hora de definir las causas por las cuales a una persona no le va bien en la vida.Según este criterio, la mala suerte es considerada una consecuencia de nuestros actos pasados, algo así como el Karma.

Básicamente lo que esto nos dice es quelas rachas de mala suerte de producen por algún acto egoísta o de maldad que hayamos tenido con alguien.Por ejemplo, si en el trabajo intentamos boicotear a algún compañero, lo más seguro es que eso se nos vuelva en contra y todo lo que hacemos nos empiece a salir mal sin razón aparente; de la misma manera, si estafamos a alguien, es probable que en el futuro tengamos muchos problemas económicos. Otro ejemplo no tan extremo pero si muy común es el caso de los estudiantes cuando hacen trampa en los exámenes, quizás esto los ayuda a pasarlos; pero tarde o temprano comenzarán a atravesar lo que comúnmente se denomina como “Racha de mala suerte”.

Ahora bien, hay ciertas situaciones en donde es mucho más difícil determinar el por qué una persona está atravesando por una racha de mala suerte teniendo en cuenta que siempre ha guardado un comportamiento ejemplar; el hecho es que aquí es donde la ley del karma se cumple en toda su extensión: una persona que en esta vida se ha comportado muy bien y aun así la buena suerte no le sonríe, es probable que haya hecho mal en alguna de sus vidas pasadas, acabándose ésta mucho antes de que la persona pudiera pagar sus culpas.

PUEDES LIBERARTE DE TU MALA SUERTE

Para ello, puedes empezar por ponerle pausa a los pensamientos negativos y aceptar serenamente la situación para buscar la forma más adecuada de resolverla.

No culpes a nadie,ni al destino, ni a nada que esté fuera de ti mismo por tus fracasos. De ser así, estarás admitiendo que hay un “CONTROL EXTERNO DE LA SITUACIÓN” y no podrás cambiar tu suerte.

Más bien deberías tener “CONTROL INTERNO DE LA SITUACIÓN”. Lo que sucede en tu vida es casi debido a ti mismo. Cuando eventos casuales ocurren, lo que importa no es el evento mismo, sino cómo respondes ante ellos.

Empieza a ser pro-activo, comprometido, listo para tratar nuevas cosas, y agudo en encontrar los medios para cambiar cualquier cosa en tu vida que no te gusta. Así dejarás de ser fatalista y no culparás a la mala suerte por lo que no está bien en este mundo. Busca una manera de hacer las cosas mejor.

Rescata lo positivo de tus fracasos, porque a partir de los fracasosse procede con más experiencia y precaución. Cuando las cosas van mal, buscarápidamente modos de enmendarlas. No te quejes, no tengas lástima de ti mismo. Estudia tus errores para aprender y sacar provecho de ellos.

Por otro lado, recuerda siempre que cualquier cosa en lo que pones atención se desarrolla en su mente.Si te enfocas en lo que va mal en su vida, en corto tiempoquedarás tan convencido de que todo está en contra tuya. Como resultado, casi con seguridad dejarás de intentar, convencido de que nada de lo que hagas mejorarátus posibilidades.De modo que, envía tu atención donde tú quieres que vaya para cambiar tu suerte. Deja de alimentar los pensamientos negativos, hasta que ellos mueran.

Si eres supersticioso, están bien. Muchos dicen que hay algo de verdad en ciertas creencias. Lo  importante es que CREAS y empieces a actuar para solucionar aquello en lo que estás teniendo mala suerte. Puedes recurrir a la religión, una superstición o un ritual.Lo que te puede ayudar, hazlo, no te quedes con los brazos cruzados.

Siempre sé flexible, busca diferentes opciones que estén dentro de tu escala de valores, conocimientos  y posibilidades.

Otra opción accesible es el psicoanálisis. Es una forma de psicoterapia que no rivaliza con ninguna creencia religiosa, supersticiosa o racional, es simplemente un espacio personal de apoyo, donde se busca el análisis y la reflexión individual, dirigida a favorecer la salud emocional de las personas apoyando y potencializando las herramientas que cada persona tenga, para encontrar su bienestar y satisfacción personal.

El psicoanálisis te ayuda a admitir que todo lo que te ocurre casi siempre es debido a ti; te ayuda a enfocarte en lo que trabaja y funciona bien, no en lo malo, porque tu destino realmente depende de las decisiones que tomas.

Por otro lado, si quieres aplicar La Ley de Atracción, la imaginación es tu mejor amiga.Sueña despierto cada vez que puedas, sobre todo cuando la negatividad te invada y pienses que todo está mal.Imagínate en el carro que siempre quisiste, disfrutando con tu familia, siéntelo y pídelo.Podrías también disponer las cosas para preparar la llegada de lo que estás esperando. Después tan solo espera a que suceda el milagro.No te preguntes cuando ni como, eso déjaselo a la Ley de Atracción, y sobre todo siéntete agradecido por lo que has recibido.Al imaginar y agradecer, utiliza siempre el tiempo presente, como si ya lo hubieras recibido.

CONCLUSIONES
  • Las cosas buenas y malas les ocurren a todas las personas sin excepción. Sin embargo, mientras más duro trabajes, más más beneficios obtendrás. Tu vida futura, al final, dependerá de las decisiones que hayas tomado y de tu propio esfuerzo.
  • La falta de previsión, el retraso en la toma de decisiones y las decisiones equivocadas se disfrazan en ocasiones de la superstición llamada “mala suerte”. 
  • Normalmente, nos es difícil reconocer el papel que desempeñamos en nuestra PROPIA mala suerte.Tendemos a echarles la culpa a otros. Más bien, deberíamos sentirnos afortunados por haber fracasado, porque así tendremos la oportunidad de aprender cómo convertir la mala suerte en buena suerte. Cuando nos acontezca algo desagradable, preguntémonos cómo lo hubiéramos podido evitar. Al encontrar una respuesta nos daremos cuenta que nuestro fracaso no fue la mala suerte, sino la falta de preparación, apuro, una omisión, pereza, etc.
  • La creencia en la superstición fatalista llamada “mala suerte” se alimenta de sí misma, hasta que las personas llegan a ser “víctimas” pasivas de los golpes del destino. Los “perdedores” son aquellos que están convencidos que fracasarán antes de empezar cualquier cosa; seguros de que su “mala suerte” arruinará cualquier posibilidad de éxito. Raramente ellos notan que las verdaderas razones de su fracaso son la ignorancia, la pereza, falta de preparación, falta de anticipación, o una simple estupidez. Pero todo ello puede cambiar si ellos dejan de culpar a otras personas o a la fatalista “mala suerte” por sus deficiencias personales.
  • Los que se sienten y se creen menos suertudos, típicamente ponen más atención a los eventos de mala suerte de corto plazo, convenciéndose ellos mismos de la corrección de su superstición. Con frecuencia se deprimen, son pesimistas, gruñones y siempre están disconformes. Por eso se enferman más frecuentemente y sufren más problemas que los optimistas.
  • Tu mala suerte puede disminuir gradualmente (1) si dejas de repetir tus pensamientos negativos y te enfocas en los positivos, (2) si dejas de hallar culpablespor tus fracasos donde no los hay, (3) si aprendes a valorarte y conocer tus potencialidades, (4) si estudias tus fracasos y te preparas para tomar buenas decisiones.
 

 

 

 

Paky - Interpretación de Sueños


Diseño Web

Esoterico

 

 

Política de Privacidad

Aviso Legal