Problemas en Salud, Dinero y Amor?
¿Deseas saber lo que te deparará el destino?
Tengo la respuesta a tus dudas

Tarot en persona

Vives en un medio bombardeado por una diversidad de energías: electromagnética, eléctrica, cinética, potencial, psíquica, térmica, etc. Si hablamos de energías psíquicas, tenemos las positivas y las negativas, que, respectivamente, ejercen efecto favorable o desfavorable sobre tu cuerpo, mente y espíritu. En la vida diaria, ellas dominan tus acciones, pensamientos y comportamientos.

 

Ante problemas difíciles, puedes buscar el apoyo de otros en muchas formas. Entre esas opciones, está la de consultar a una tarotista reconocida que ha tenido la gran oportunidad de desarrollar sus facultades psíquicas, que en realidad están latentes en todo ser humano. Lógicamente, una tarotista más experimentada tiene mayor sensibilidad psíquica y sus predicciones son mejores y más variadas.

 

Puedes pedirle su apoyo a través de una sesión de tarot en persona o tarot por teléfono. Si desconfías del tarot por teléfono y necesitas estar seguro de la seriedad y sinceridad de la consejera, eres libre de preferir una sesión de tarot en persona, para una atención única y personal. Así, tú y la lectora del tarot podrán transmitirse intensa, profunda y mutuamente las energías psíquicas. La conexión es más intensa, y esto favorece la exactitud de la lectura, entonces, se basa en la existencia de esta gran conexión cara a cara, y la tarotista podrá darte con seguridad los detalles que necesitas y ofrecerte los más sabios consejos.

 

Durante el tarot en persona, te sientes más abierto, sientes que eres tratado con sincera amabilidad y esto te hace confiar en la tarotista. Te darás cuenta de que ella no está allí para juzgarte. Ella sólo usa el tarot para ayudarte a entender tu situación presente, porque ella es una experta en contactarse con lo más profundo de ti. Es una experta en la interpretación de tus actos, tus sueños, tus percepciones o tus estados emocionales. En consecuencia, la tarotista te da un buen flujo de información.

 

En una sesión de tarot en persona, la tarotista mezcla las cartas, las pone en la mesa, y tú divides las cartas en tres grupos. En ese preciso momento, tu esencia directa se combina con las cartas. Esto es lo que se logra en una sesión de tarot en persona y la lectura es exacta. Una lectura real se basa en tu capacidad para conectarte con las cartas y hacer que parte de tu esencia se mezcle con ellas cuando las tocas.

 

Usualmente, el objetivo principal en una visita personal a la tarotista es lograr calma y orden en tu propia vida, para que veas el futuro más claro; pero también puedes preguntar sobre otra persona.

En este mundo vertiginoso y globalizado, donde inevitablemente te tienes que enfrentar con situaciones difíciles, la realidad está allí, no para huir de ella, sino para afrontarla tomando buenas decisiones. Quizá te estás preocupando innecesariamente, o has estado celoso sin razón, o sientes envidia. Tener la mente clara y las ideas en orden te ayudará a tener una vida más feliz. El tarot en persona, puede indicarte dónde están los problemas o peligros reales.

Por último, si te interesa más tu futuro, en realidad, cada acontecimiento futuro es consecuencia de las decisiones de hoy. La tarotista puede decirte tu futuro, pero si tú deseas puedes cambiarlo; por eso ella te aconseja.